18 Mar 2018

#66 – Julio 2016

La responsabilidad es un valor, un bien, que está presente en la conciencia de cada una de las personas y que le permite analizar y orientar sus actos, acorde a principios y normas éticas y morales, previendo y aceptando las consecuencias de los mismos.
Una persona es responsable cuando tiene la virtud (acción que nace del corazón) de tomar una serie de decisiones de manera consciente, positiva e integral, procurando que sus actos no afecten ni origine ningún tipo de daño a sí mismo o a los demás y simultáneamente asumir las consecuencias que tengan dichas decisiones, afrontándolas en todo momento.