Proyecto Educativo Institucional

El amor es la mejor pedagogía de la Educación

Madre Paulina von Mallinckrodt

Formación religiosa

Las distintas familias religiosas nacieron por un impulso del Espíritu Santo para manifestar el amor de Dios por su pueblo y mostrar una faceta especial de la riqueza del Evangelio, válida para todos los tiempos. Urgida por la caridad de Cristo, Paulina von Mallinckrodt fundó en el año 1849 la Congregación de las Hermanas de la Caridad Cristiana, Hijas de la Bienaventurada Virgen María de la Inmaculada Concepción, para la educación cristiana de la juventud y otras actividades apostólicas.

La educación y enseñanza de la juventud es el principal campo de su actividad; a esta tarea importantísima se aplicará con la mayor diligencia, pues de la educación cuidadosa de los jóvenes en la piedad redunda el bienestar temporal y eterno de cada uno en particular y de todos en general” (Const. 1932, 1).

La obra que la Madre Paulina comenzó en Alemania, se extendió a Estados Unidos, Italia, Chile, Uruguay, Argentina y Filipinas para iluminar con la luz del amor de Dios las oscuridades y sombras del hombre de hoy del mismo modo que la Madre Paulina lo hizo con los ciegos al comienzo de la fundación.

En 1905 las Hermanas llegaron a la Argentina, y desde ese año se dedicaron a la misión educativa en el Colegio Mallinckrodt en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Nuestro Colegio se dedica a la formación y educación cristiana de niñas en los niveles inicial, primario y secundario. Como escuela católica prioriza la enseñanza de la Catequesis y promueve en toda la comunidad educativa un clima en el que se vivan y perciban los valores evangélicos; procura ser verdadera “Casa y Escuela de Comunión”. Su proyecto de pastoral abarca todos los sectores de la comunidad, y además de la formación espiritual, busca suscitar el compromiso apostólico y la solidaridad con los más necesitados. La enseñanza se imparte con la modalidad de doble escolaridad. Adhiere a los principios de educación personalizada y fomenta la participación de las familias en la comunidad educativa. La propuesta educativa se ofrece también a las familias con hijos con necesidades educativas especiales que eligen la formación integral y el carisma propio de este Colegio.


Objetivos generales 

  • Posibilitar el desarrollo de la persona para que crezca, “al mismo tiempo, según la nueva creatura que ha sido hecha por el bautismo.” (G.E.8)

  • Ayudar a desarrollar armónicamente sus condiciones físicas, morales e intelectuales, a fin de que adquieran gradualmente un sentido más perfecto de su responsabilidad en el recto y continuo desarrollo de la propia vida y en la consecución de la verdadera libertad. (Cfr. G.E. 1)

  • Prepararlos para participar en la vida social, de modo que bien instruidos con los medios necesarios y oportunos, puedan adscribirse activamente a los diversos grupos de la sociedad humana, estén dispuestos para el diálogo con los demás y presten su colaboración de buen grado al logro del bien común. (Cfr. G.E. 1)

Objetivos Particulares 

  • Transmitir las verdades de la fe, el conocimiento de Dios y el destino sobrenatural del hombre.
  • Brindar un ambiente en el que se vivan y perciban los valores evangélicos para lograr una fe comprometida.
  • Posibilitar e intensificar la creación de un clima espiritual que favorezca el crecimiento y la maduración de su personalidad cristiana.
  • Ofrecer posibilidades para una educación integral y actualizada de acuerdo con la edad de los alumnos para que se formen en una cosmovisión cristiana y puedan conocer y valorar:
    • la realidad histórica nacional y su proyección continental y universal.
    • el mundo tecnológico actual y sus proyecciones para el dominio de la naturaleza al servicio del hombre y del bien común.
  • Guiar a los alumnos en el desarrollo de su personalidad y de su carácter para que consigan un equilibrio, a fin de que sus relaciones humanas sean positivas y puedan transformarse en orientadores de los demás y en portadores vivientes de bienes espirituales
  • Promover la plena inclusión de alumnos con necesidades educativas especiales a través del trabajo en equipo de toda la comunidad educativa.

 


Estilo educativo

Estilo educativo

La concepción de aprendizaje se fundamenta en una relación educativa basada en el amor cuyo objetivo "es el de humanizar y personalizar al hombre, sin desviarlo, antes bien, orientándolo eficazmente hacia su fin último que trasciende la finitud esencial del hombre"(Documento de Puebla, Nº 1024; Educación y Proyecto de Vida, Nº 28).

Así, la acción educativa apunta a formar personalidades íntegras, capaces de distinguir entre lo bueno y lo malo, que amen la justicia y abracen la Verdad, buscando la síntesis entre fe, cultura y vida.

Estas consideraciones conforman un estilo de educación personalizada que lleva al educando al desarrollo integral de su personalidad para llegar a la comunión con Dios y con las demás personas de manera tal que esté en condiciones de concretar su proyecto personal de vida.

Esto exige del educador formación humana y cristiana, vigilancia del corazón, desprendimiento del yo, respeto hacia sí mismo y hacia los demás, aplicando una pedagogía basada en el amor y capaz de vivir la caridad fraterna mediante un estilo de vida acorde con las enseñanzas evangélicas, abierto a las transformaciones del mundo y por lo tanto dispuesto al perfeccionamiento constante.

Este planteo necesita de una evaluación permanente para:

  • determinar los caminos a seguir de acuerdo con las necesidades particulares
  • realimentar el proceso enseñanza – aprendizaje
  • controlar los resultados obtenidos en relación con los objetivos propuestos
  • brindar oportunidades de recuperación
  • aplicar técnicas de estudio adecuadamente ordenadas y secuenciadas de acuerdo con el nivel de madurez de cada grupo.

En este estilo de enseñanza se estimulan las fases del pensar para organizar y manejar la información de manera tal que permitan resolver distintas situaciones problemáticas aún fuera del ámbito escolar.

Con el asesoramiento del equipo de orientación psicopedagógico, se realiza un seguimiento grupal y personal de las alumnas que permite un conocimiento y acompañamiento para orientarlas hacia un adecuado despliegue de sus capacidades, teniendo en cuenta las posibilidades de cada una. Además, se trabaja sistemáticamente en la enseñanza de estrategias de resolución de conflictos interpersonales en el marco de la educación emocional y de la formación en virtudes.


Catequesis

Brindar a los alumnos una sólida formación religiosa es lo que distingue y caracteriza a nuestro Colegio. Esta formación atraviesa transversalmente todas las dimensiones de nuestro Proyecto Educativo. Los padres, primeros educadores de la fe de sus hijos, acompañan y apoyan nuestro proyecto formativo.

En la catequesis se realiza de forma sistemática la formación en la fe. Ella se ordena a afianzar la vida cristiana que, como Comunidad Educativa Católica, estamos llamados a transmitir.

La catequesis conduce al encuentro con Cristo en la Palabra y en los Sacramentos. En 3º grado las alumnas reciben por primera vez el sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía. En 7º grado, la Confirmación, culmen de la madurez cristiana. De la mano de la Virgen María, primera discípula del Señor, y a través de la oración de la mañana, la participación en la Santa Misa, retiros espirituales y convivencias, nuestras alumnas crecen en su amor y fidelidad a la Iglesia, que es Madre y Maestra. Así la Fe recibida es alimentada, compartida y anunciada con el ejemplo y la palabra. El conocimiento de la vida y espiritualidad de los Santos, en especial de la Madre Paulina, se presentan como ejemplos vivos y actuales en el seguimiento radical de Cristo.

Las distintas actividades apostólicas y misioneras que se realizan a lo largo del año (entre ellas la misión al interior de nuestro país) surgen de la necesidad de compartir el don recibido ya que todos somos llamados a evangelizar y además porque somos conscientes de que "la fe se robustece dándola", (Exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi, Pablo VI).


Inglés

El enfoque de la enseñanza del idioma inglés está basado en un aprendizaje interactivo que tiene como centro las unidades temáticas.

El trabajo oral es prioritario. El objetivo es que los alumnos hablen en inglés mientras se involucran en los temas que se tratan y dentro de lo posible también se presentan situaciones de la vida cotidiana en las cuales se tengan que manejar en inglés. Luego se consolidan las estructuras y vocabularios con ejercitación escrita. De esta forma se desarrollan las cuatro habilidades lingüísticas: comprensión lectora y auditiva y expresión oral y escrita.

Exámenes Internacionales:

El Colegio Mallinckrodt ofrece a sus alumnas la posibilidad de rendir exámenes internacionales en inglés administrados por la Universidad de Cambridge del Reino Unido, en sus dos planes: Inglés como Lengua Extranjera y Certificado Internacional General de Educación Secundaria. Los certificados que obtienen al aprobar estos exámenes acreditan los logros obtenidos en el idioma y gozan de reconocimiento internacional.

Inglés como Lengua Extranjera (English for Speakers of Other Languages: ESOL Exams)

Dentro de este grupo de exámenes se prepara a las alumnas para rendir:

  • P.E.T. Preliminary English Test
  • F.C.E. First Certificate in English
  • C.A.E. Certificate in Advanced English

Certificado Internacional General de Educación Secundaria (IGCSE: International General Certificate of Secondary Education)

Las materias que se ofrecen en el colegio son:

  • Inglés como Primera Lengua (English as a First Language)
  • Historia (History)
  • Literatura en Inglés (Literature in English)
  • Gestión Ambiental (Environmental Management)

Ambos planes de estudio han sido seleccionados pues se adecuan a la modalidad de trabajo que se lleva a cabo en el colegio y a las expectativas de logro del Departamento de Inglés. La línea de "ESOL Exams" afianza el uso cotidiano de la lengua, y el IGCSE nos permite ahondar en las diferentes áreas con más profundidad. Todo contribuye a alcanzar un desempeño adecuado y eficaz en el idioma.


Deportes

La práctica de la actividad física y del deporte tiene un papel destacado en la educación integral de la persona. En ellos se ponen en juego, no sólo las destrezas físicas, sino también todas las capacidades humanas y se fomentan las competencias y virtudes necesarias para el trabajo en equipo.

Contribuyen a la consecución de estos logros las clases curriculares de educación física, actividades extracurriculares y torneos en los que participa el colegio.

  • En el nivel inicial y primer ciclo de primaria se procura el desarrollo de las habilidades motrices básicas como requisito previo para la actividad deportiva. En el segundo ciclo de primaria se brindan dos experiencias deportivas: handball y hockey. Las horas curriculares de educación física en primaria se desarrollan en el gimnasio del colegio, y las extracurriculares, en el campo de deportes.
  • En secundaria las alumnas concurren al campo de deportes una vez por semana para desarrollar las horas curriculares de educación física, pudiendo optar por la práctica de un deporte: handball, hockey o volley.

Perfil de la alumna egresada

Al finalizar sus estudios en el colegio las alumnas poseerán capacidad para: 

  • Asumir la responsabilidad de seguir creciendo en la vida espiritual y en el compromiso apostólico como hija fiel de la Iglesia.
  • Asumir una escala de valores basada en los principios evangélicos.
  • Considerar su estudio y su trabajo como un servicio a Dios, a la Patria y a los demás, dando lo mejor de sí y compartiendo con alegría los dones espirituales y temporales recibidos.
  • Desarrollar sus cualidades femeninas de autodonación y cultivo de la vida cumpliendo su rol de mujer en la familia y en la sociedad.
  • Afrontar con responsabilidad las consecuencias de sus decisiones.
  • Demostrar autodisciplina en la organización de sus tiempos.
  • Actuar con espíritu crítico y prudencia.
  • Insertarse con eficacia en la vida laboral, social y política.
  • Proponer y realizar planes y proyectos.
  • Expresar sus ideas y principios con precisión y fundamento.
  • Demostrar hipótesis basadas en la investigación profunda, elaborando y desarrollando aportes personales fundamentados.
  • Aplicar conceptos y principios a situaciones nuevas y enfrentar con interés el desafío de resolver situaciones complejas.
  • Hablar y escribir con corrección en lengua materna y extranjera.
  • Conocer y dominar la tecnología actual utilizándola para el bien personal y común.
  • Desarrollar armónicamente sus capacidades físicas.
  • Trabajar con verdadero espíritu de equipo

Perfil del docente

El docente del Instituto Mallinckrodt debe poseer capacidad para:

  • Participar como miembro de la comunidad educativa conociendo el Ideario Institucional y el Proyecto Educativo, identificándose con ellos y comprometiéndose comunitariamente con su realización.
  • Manifestar que la presencia de Cristo en la Eucaristía y el amor a María Inmaculada son la fuente de donde brota nuestra actividad.
  • Desempeñarse como buen profesional de la educación, trabajando con honestidad, preocupándose por su formación permanente en lo propio de su asignatura y en lo espiritual para servir mejor a Dios, a la Patria y a los demás.
  • Ser un testimonio de vida: “Ante las alumnas en formación cobra un relieve especial la preeminencia que la conducta tiene siempre sobre la palabra. Cuanto más vive el educador el modelo de hombre que presenta como ideal tanto más será éste creíble y asequible. Porque las alumnas pueden entonces contemplarlo no sólo como razonable, sino como vivido, cercano y realizado.”
  • Colaborar en la formación cristiana integral de las alumnas, de tal manera que ellas puedan lograr la síntesis entre Fe y Cultura, Fe y Ciencia y Fe y Vida, dando respuesta a las expectativas de las familias cristianas que nos han confiado a sus hijas y que esperan que se las ayude a crecer como personas.
  • Vivir la autoridad como servicio y ejercerla reflexivamente, a través de actitudes de responsabilidad, justicia, veracidad, autocrítica.
  • Aplicar metodologías que tiendan a formar personalidades independientes, capaces de valerse por sí mismas y de asumir compromisos y responsabilidades en su diario actuar encarnado el proceso de enseñanza- aprendizaje de manera creativa.
  • Orientar a las alumnas para que sean protagonistas de su propio desarrollo, y se capaciten para la inserción laboral, social y política.
  • Cooperar en la formación de una comunidad educativa cristiana unida en la caridad y regida por los valores del Evangelio.
  • Relacionarse personalmente con cada alumna, considerándola única e irrepetible, con un gran respeto por su conciencia individual, amándolas como hijas amadas del Padre.
  • Respetar las convicciones y tareas de otros educadores, actuando con prudencia, justicia, caridad, sencillez y solidaridad fomentando el intercambio de ideas a través del diálogo fraterno.
  • Ser animador, coordinador, buen comunicador y promotor de cambios en la búsqueda del bien común.
  • Manifestar una presencia serena, acogedora, alegre, abierta al diálogo.
  • Desarrollar su tarea profesional formando en la alegría, el diálogo, la gratitud a Dios y al prójimo desde una auténtica cosmovisión cristiana.
  • Manifestar en su diario actuar una adhesión cordial e incondicional al Papa y a la Iglesia.